Antecedentes Real Zaragoza vs C.D. Tenerife

Este domingo, 21 de octubre de 2018, se producirá en 24º enfrentamiento entre el Real Zaragoza y el C.D. Tenerife en el Estadio Municipal de La Romareda.  En los 23 duelos anteriores entre aragoneses y tinerfeños, se produjeron 12 victorias del Real Zaragoza, 6 empates y 5 victorias del Tenerife.  De los partidos disputados hasta el momento, 12 correspondían al Campeonato de Liga de Primera División, 9 a Segunda División y 2 a la Copa del Generalísimo.  En esos 23 partidos el Real Zaragoza anotó 45 goles por 27 del Tenerife.

La fecha oficial de creación del C.D. Tenerife es el 8 de agosto de 1922, momento en el que adquiere en nombre actual.  Anteriormente había existido como Sporting Club Tenerife desde 1912 se forma una nueva directiva y se cambia el nombre del club al actual. Durante sus primeros años como Club Deportivo Tenerife, el club poco se hace denotar en el ámbito nacional, pagando un alto precio por la lejanía de las islas. En 1925 se inaugura del actual estadio Heliodoro Rodríguez López con el nombre de Stadium. Deportivamente en aquellas décadas sólo destaca el jugador de Carlet Enrique Ferrer Vanaclocha que logró en dos ocasiones el galardón de máximo goleador y fue internacional en treinta ocasiones compartiendo vestuario con otros ilustres como Di Stefano.

Los años de la guerra y la posguerra (Años 40) serían muy aciagos para el club, estando a punto de desaparecer en varias ocasiones entre 1939 y 1949. La primera promoción de ascenso a segunda división (1950) el CD Tenerife no pudo ascender de categoría. El equipo blanquiazul siguió intentándolo hasta que finalmente ascendió a segunda división en 1953. El Tenerife debutó en Primera en 1961, pero no logró la permanencia y descendió aquella misma temporada. En 1968, tras varios años aciagos, el club termina por descender a Tercera División (en aquél entonces no existía la Segunda B). En 1971, tras dos temporadas fallidas, a la tercera consigue el ascenso a Segunda División. No obstante, al crearse la Segunda División B, bajaría a dicha categoría años después. Tras un período de decadencia en Segunda División B, en 1983 de la mano del presidente Pepe López, el Tenerife logra ascender a Segunda División A. El 20 de junio de 1986, Javier Pérez toma la presidencia con el equipo descendido en Segunda División B y una deuda de unos 320 millones de pesetas. En 1987, el primer año de mandato de Javier Pérez, el club asciende a Segunda División de la mano de Martín Marrero. Desde entonces, el club no volvería a pisar dicha categoría, manteniéndose entre Segunda y Primera división (hasta la temporada 2010/11 que vuelve a descender a Segunda División B). Esta temporada (1987) consigue el récord de permanecer 21 partidos invicto. En 1989 el club asciende a Primera División por segunda vez tras 28 años fuera de la máxima categoría, en partido de promoción ante el Betis. El técnico valedor del logro fue Benito Joanet.

El primer enfrentamiento oficial entre Real Zaragoza y C.D. Tenerife en la capital del Ebro se produjo el 21 de mayo de 1961, en los Octavos de Final (ida) de la Copa del Generalísimo.  El partido estuvo a punto de convertirse en una batalla campal como consecuencia de los lamentables fallos del colegiado, señor Plaza Pedraz, totalmente falto de autoridad.  La incidencia más sobresaliente fue la lesión del defensa central zaragocista Alustiza a los 43 minutos cuando, lanzado al ataque, soportó la entrada de dos contrarios.  Fue retirado en camilla y ya no reapareció.  El doctor Pelegrín Sola dictaminó una fractura de tibia en el tercio medio inferior.  A los 64 minutos de partido, en un balón bombeado sobre la puerta tinerfeña, el guardameta Ñito propinó un cabezazo a Isasi que le dejó conmocionado, y el árbitro le expulsó, ocupando su puesto el delantero centro Julio (en aquella temporada todavía no se podían realizar cambios).  El partido finalizó con la victoria del Real Zaragoza por 1-0.  El único gol llegó cuando se jugaba el descuento por las numerosas interrupciones.  Fue una pelota bombeada por Cortizo, que rebotó en la cabeza de Marcelino y se coló en el marco guardado por el circunstancial portero Julio.  En el Zaragoza se produjo ese día el debut de Pepín.

El 22 de octubre de 1961, coincidiendo con la primera temporada del club tinerfeño en Primera División, se produjo el primer enfrentamiento liguero entre ambos equipos en La Romareda.  Jugando a la defensiva, los tinerfeños se defendieron bastante bien, sobre todo teniendo en cuenta que Borredá fue expulsado a los 20 minutos por agredir al zaragocista Murillo, y, a pesar de estar en inferioridad numérica, fue Moreno el que marcó para el Tenerife el primer gol de la tarde, aprovechando una confusión de los defensas.  La dureza de los insulares desató la indignación del público, y el Zaragoza dominó y acorraló a su rival, hasta que, a los 40 minutos, un penalti a Murillo fue lanzado por Duca, pero el portero Ñito salvó la situación.  En el segundo tiempo, todo el equipo insular se situó a la defensiva, haciendo tal barrera que parecía imposible la igualada.  Esta la consiguió José Luis, con un tiro durísimo, a los 7 minutos.  Luego, asfixiados los forasteros, el balón rebotó en todos, hasta que, a la media hora, Miguel remató el segundo, de tiro imparable.  Y aunque el Tenerife hizo varios contraataques, fue Seminario quien, a los 38 minutos, marcó el 3-1 definitivo, de un gran tiro de izquierda, aprovechando el pase de Murillo.

Más de diez años tuvieron que transcurrir para que se produjera un nuevo enfrentamiento entre ambos equipos.  Fue concretamente el 20 de febrero de 1972, coincidiendo con el descenso de los maños a Segunda División y con el ascenso de los tinerfeños a esa misma categoría de plata del fútbol español.  Nueva victoria del Real Zaragoza por 2-1.  Floja entrada en La Romareda en una tarde nublada pero de agradable temperatura.  A los 5 minutos, en un encontronazo fortuito, salieron malparados Ocampos y el árbitro, que hubo de ser asistido.  Se paralizó el juego durante varios minutos pero el colegiado se incorporó finalmente al rectángulo de juego con un punto de sutura en una ceja y cojeando visiblemente.  El primer tiempo finalizó sin goles y en el segundo acto, a los 16 minutos, Cabrera incurre en mano dentro del área.  El correspondiente penalti lo materializó Totó.  Siete minutos más tarde llegó el empate del Tenerife tras un saque de banda fortísimo del defensa Pepito que rechaza la defensa zaragocista pero Laguna, desde fuera del área, marca.  A los 83 minutos llegó el gol de la victoria del Real Zaragoza tras un centro-chut de Irusquieta que permite a González rematar de cabeza. 

El 9 de junio de 1976 se produjo el segundo de los enfrentamientos de ambos equipos en el Torneo de Copa.  El cuadro insular había llegado, sorprendentemente, a los Cuartos de Final del torneo del K.O.  Incluso, en el partido de ida de esta eliminatoria, disputado en el Heliodoro Rodríguez López, los insulares se habían impuesto por 1-0 gracias a un gol de Jorge a los 17 minutos de partido.  Pero el Real Zaragoza le dio la vuelta a la eliminatoria en el partido de vuelta al imponerse por 2-0. Buena entrada en La Romareda, sin llegar al lleno.  Excelente temperatura y terreno de juego en buenas condiciones.  Presenciaron el partido desde las gradas el entrenador elegido por el Zaragoza para la siguiente temporada, Lucien Müller, y el ariete portugués Jordao, comprometido por tres temporadas con el club aragonés.  Los dos goles del encuentro fueron anotados en la segunda parte por el paraguayo Saturnino Arrúa.  El primero a los 63 minutos tras un centro del lateral Royo que rematado por Diarte rechazó la defensa; entra José González y no llega, siendo finalmente Arrúa quien fusila el tanto y entra con el balón hasta el fondo de la red.  Cuatro minutos más tarde, García Castany lanza una falta en corto sobre Arrúa, quien dispara con mucha potencia por raso sin que el portero Lanas pueda hacer nada por detener el esférico.

El conjunto aragonés llegó a la final de Copa en esa temporada cayendo derrotado en la final por el Atlético de Madrid (1-0).

El 7 de mayo de 1978 de nuevo coinciden ambos equipos en la Segunda División, enfrentándose en La Romareda en la penúltima jornada del campeonato. Los aragoneses ya había conseguido el ascenso a Primera de forma matemática en la jornada anterior mientras los que insulares saltaban al césped sabiendo que también era inevitable su descenso a Segunda División B.  A pesar de todo, el Tenerife plantó batalla pero no pudo evitar una cómoda victoria del Zaragoza por 4-1 que le aseguraba el título de campeón de Segunda División de la temporada 1977/1978.  El extremo zaragocista Juanjo fue protagonista en los emotivos preliminares, recibiendo el Trofeo "Rápido y Seguro", instituido por una firma nacional de transportes.  Marcó el primer gol Pichi Alonso a los 4 minutos de partido aprovechando un balón rebotado del cuerpo del meta Domínguez a la salida de un córner.  Tres minutos más tarde, una buena combinación entre Juanjo y Pichi Alonso es rematada a la red por éste último.  A los 42 minutos logró el Tenerife el gol del honor tras un centro de Chiqui que resuelve Salvador cruzando el balón.  En la segunda parte, a los 9 minutos, se produce un penalti sobre Pichi Alonso que él mismo se encarga de ejecutar acertadamente.  Finalmente, a los 63 minutos, buena jugada entre Juanjo, Arrúa y García Castany que resuelve éste último con un buen disparo. 

Once años tuvieron que transcurrir para que el Tenerife visitara de nuevo el Estadio Municipal de La Romareda, coincidiendo con el segundo ascenso del cuadro isleño a Primera División en la temporada 1989/90.  En la jornada 3 de dicha temporada, el 17 de septiembre de 1989, los chicharreros lograban puntuar por primera vez en su historia a orillas del Ebro.  El partido finalizó en tablas, 3-3, en un duelo en el que los isleños acabaron con diez, pero plantaron cara a los maños, siempre a remolque en el marcador. Rommel Fernández, Quique II y Toño marcaron los tres tantos del Tenerife, que fueron contrarrestados sucesivamente por Salillas, Pardeza e Higuera por parte del Real Zaragoza.  El primer tiempo finalizó con empate a un gol.   El árbitro, Paz García, expulsó por doble cartulina amarilla a Quique II a los 61 minutos de partido.  El búlgaro Sirakov se mostró inoperante ante la meta defendida por Belza.  Se produjo el debut en Liga con el Zaragoza del guardameta 

Durante diez temporadas consecutivas ambos equipos permanecieron en Primera División, por lo que comenzaban a ser frecuentes los enfrentamientos entre aragoneses y tinerfeños.  En la temporada 1990/91, el 31 de marzo de 1991, se produjo la primera victoria del Tenerife en La Romareda, 0-1, en un partido en el que el Zaragoza se encontró con un gol en frío cuando apenas había transcurrido un minuto de partido y no tuvo la suficiente capacidad de reacción.  El gol vino como consecuencia de una jugada personal de Quique Estebaranz que, arrancando desde el centro del campo y quebrando a cuantos rivales le salen al paso, llega al borde del área donde cede a Rommel Fernández y éste, por raso, marca por debajo de las piernas de Cedrún. 

Ese mismo año, el 3 de noviembre de 1991, regresaba el Tenerife a La Romareda, pero en esta ocasión el Real Zaragoza no tuvo problemas para deshacerse del equipo insular al que se impuso por un contundente 3-0.  Marcaron en el primer tiempo el rumano Dorin Mateut, tras un centro de Higuera que tocó Pardeza y el propio Pardeza tras una combinación con Gustavo Poyet.  Ya en la segunda parte, un nuevo remate de Pardeza que rechaza el portero y José Aurelio Gay resuelve. El Tenerife mostró voluntad y tesón pero escaso acierto ante la meta defendida por Andoni Cedrún. 

En la temporada 1992/93, concretamente en la jornada 29 disputada el 11 de abril de 1993 el cuadro chicharrero logró arrancar un punto en La Romareda (2-2).  La crónica del Diario Marca de este partido era concluyente; "Zaragoza y Tenerife, ¡viva el espectáculo!".  Víctor Fernández y Jorge Valdano, los respectivos entrenadores, plantearon el partido al ataque y los cuatro goles fueron dignos del partido.  Marcaron para el Zaragoza Santi Aragón (que debutaba ese día con la camiseta blanquilla) y Moisés.  Los dos goles del Tenerife fueron anotados por Juan Antonio Pizzi.   La nota curiosa de este partido fue el acto de indisciplina del alemán Andreas Brehme, que abandonó el hotel de concentración del equipo tras conocer que Victor Fernández lo iba a utilizar en la banda izquierda, algo que no sentó bien al jugador alemán.

Siete meses más tarde, pero ya en la siguiente temporada, el 20 de noviembre de 1993, el Tenerife fue vapuleado en La Romareda por 6-2, en lo que supone, hasta el momento, la mayor goleada en los enfrentamientos entre ambos equipos.  El conjunto insular tenía un ojo puesto en la eliminatoria de la Copa de la UEFA que debía disputar en Turín frente a la Juventus cuatro días más tarde y se le atragantó en la capital aragonesa su parada y fonda camino de su viaje al país transalpino.  Los autores de los goles zaragocistas fueron Higuera y Esnaider (ambos por partida doble),Gay y Solana.  Por el Tenerife anotaron Dertycia y Conte. Al final Aragón perdió los nervios y fue expulsado.  Los ocho goles fueron anotados en menos de una hora (entre el minuto 7 y el 55).

El Tenerife fue el rival del Real Zaragoza en la primera jornada de la Liga 1994/95, el 4 de septiembre de 1994. La revolución del técnico tinerfeño Vicente Cantatore en el once inicial dio sus frutos al Tenerife, que pronto sacó tajada de sus ocasiones, aunque el primero en marcar fue el Real Zaragoza (minuto 3) tras un gran centro de Alberto Belsué que remató Juan Eduardo Esnaider a la media vuelta. Pero los insulares le dieron pronto la vuelta al marcador con dos goles de Ramis y Latorre en los minutos 14 y 28. En la segunda parte, con la entrada de Dario Franco por Geli, los maños ganaron en agresividad y lograron el definitivo 2-2 a los 61 minutos tras un centro chut del propio Darío Franco que rebotó en el hombro de Paqui y se introdujo el balón en su propia portería.  

El 8 de octubre de 1995 el Tenerife logró la segunda victoria de su historia en La Romareda.  Se disputaba la séptima jornada de la Liga 1995/96 y el equipo dirigido por el alemán Jupp Heynckes ganó merced a las debilidades del Zaragoza, que se vio privado de su central Fernando Cáceres a los 28 minutos debido a una doble amarilla mostrada por el colegiado Megía Dávila.  El primer tiempo finalizó sin goles, pero en la segunda mitad el Tenerife aprovechó su superioridad numérica y terminó imponiéndose por 0-2 gracias a dos goles de Pizzi, de penalti y de Pinilla

El 19 de enero de 1997 Fernando Morientes salvó al Zaragoza del descalabro total en el minuto 92.  El Tenerife se había adelantado en el marcador a los 69 minutos tras plantarse Vivar Dorado solo ante Konrad y elevar el balón a su salida.  En el minuto 81 el colegiado señala mano del jugador del Tenerife Alexis dentro del área.  El argentino Gustavo López tira el penalti pero el balón se estrella en el poste.  Y ya en el descuento, Morientes recoge un balón en el área pequeña  fusila a Ojeda consiguiendo el definitivo 1-1.

En la siguiente temporada, pero tan solo diez meses más tarde, concretamente el 23 de noviembre de 1997, el Zaragoza recuperaba el sabor de la victoria frente al Tenerife (1-0) tras los tres partidos anteriores frente a los isleños en los que no fue capaz de ganar.  Un gol de Pier Luigi Cherubino a los 67 minutos acababa con seis meses de sequía maña en su propio estadio (no ganaba desde el 25 de mayo).  El entrenador zaragocista, Luis Costa, resaltaba el triunfo maño "Era un partido muy importante para el Zaragoza, y por ello, pusimos muchos deseos de agradar y conseguir esa victoria que tanto debíamos a nuestra afición".  Por su parte, el técnico portugués del Tenerife Artur Jorge se quejó de las ocasiones falladas "Se enfrentaron dos rivales de calidad que acusaron los nervios.  Había que ganar y disfrutamos de un par de ocasiones, pero no se aprovecharon". 

Todavía más clara fue la victoria del Real Zaragoza en la jornada 32 de temporada 1998/99, el 2 de mayo de 1999.  El equipo dirigido por Txetxu Rojo remontó con creces el gol inicial del central Ballesteros para el Tenerife.  Otro central, el zaragocista Xavi Aguado, fue el encargado de empatar el partido dos minutos antes del descanso.  En el tramo final del partido, un pase de la muerte de Gustavo López lo aprovecha Yordi para marcar a placer.  Y a dos minutos del final, de nuevo Gustavo López asiste a Milosevic que marca a la salida de Unzúe el 3-1 definitivo.  Tras esta derrota el Tenerife se asomaba peligrosamente a las posiciones de descenso y, de hecho, acabaría la temporada en Segunda División.

Tuvieron que transcurrir casi tres años para que el Tenerife regresara a Primera División y se midiera de nuevo al Real Zaragoza en La Romareda, concretamente el 6 de febrero de 2002.  Con ambos equipos ocupando posiciones peligrosas en la tabla, el Tenerife pudo golear al Zaragoza pero al final casi pierde.  El equipo forastero, dirigido por Pepe Mel, perdonó varios goles en los primeros dieciséis minutos de partido.  Marioni y el "Bichi" Fuertes remataron cuatro veces solos ante Lainez y no colaron ni una. Al filo del descanso llegó el merecido premio del gol para los insulares tras cabecear Iván Ania a la red un gran centro de Marioni.  En este primer tiempo, a los doce minutos, se tuvo que retirar lesionado Xavi Aguado, que fue sustituido por Gary Sündgren.  En la segunda parte el guión del encuentro se mantuvo igual.  El Tenerife siguió desperdiciando ocasiones para sentenciar el partido y el Zaragoza no daba señales de vida.  Hasta que Luis Costa sacó a Drulic y a Galletti en el 60'.  Entonces los locales espabilaron, lograron empatar por mediación del propio Galletti y a punto estuvieron de darle la vuelta al marcador si Milosevic acierta en un par de ocasiones claras, pero el marcador final fue 1-1.  Ambos equipo acabaron descendiendo a Segunda esta temporada.

Así que el siguiente enfrentamiento se produjo en Segunda División en la temporada 2002/2003, el 1 de marzo de 2003. Con ambos equipos luchando por entrar en posiciones de ascenso a Primera, un hat trick de Paunovic acercaba al Tenerife al objetivo y dejaba tocado al Zaragoza.  El serbio logró sus tres goles en la primera parte y lo hizo en tan solo seis minutos (28' 31' y 34'), ante la incredulidad de los hombres dirigidos por Paco Flores.  De nada sirvió el gol de Jesús Muñoz para el Zaragoza a los 73 minutos.  El 1-3 no dejaba lugar a dudas y los años caían en una espiral peligrosa de resultados.

Tras seis temporadas sin enfrentamientos entre ambos equipos, de nuevo se vieron las caras en Segunda División el 2 de mayo de 2009 en La Romareda.  A falta de ocho jornadas para finalizar el campeonato, el Tenerife era segundo con 65 puntos y el Zaragoza tercero con 61.  Por tanto, el partido se antojaba decisivo para la aspiraciones de ascenso de ambos equipos.  El colegiado catalán Miranda Torres fue el auténtico protagonista del partido ya que anuló un gol legal a Ewerthon que habría supuesto la victoria del Zaragoza.  El 1-1 final vino como consecuencia de un tempranero gol de Ander Herrera a los 2 minutos y otro de Nino para el Tenerife a los 42 minutos del primer tiempo.  El empate dejaba todo como estaba, pero al final ambos equipos consiguieron el objetivo y subieron a Primera División.

Precisamente en la primera jornada de Primera División de la temporada 2009/2010, el 29 de agosto de 2009, el Tenerife de José Luis Oltra visitaba La Romareda y de nuevo pagó cara su falta de puntería.  La entrada de Ander Herrera cambió el guión del partido y el Real Zaragoza se impuso finalmente por 1-0 gracias a un gol de Arizmendi tras culminar una jugada embarullada en el área visitante a los 73 minutos.  La nota curiosa del encuentro se produjo en el minuto 21 del encuentro, aprovechando la coincidencia con el dorsal que portaba Alberto Zapater en el Real Zaragoza, parte de La Romareda irrumpió en cánticos de apoyo al que fuera capitán del equipo, traspasado ese verano al Genoa italiano. 

Los cuatro últimos enfrentamientos entre Zaragoza y Tenerife ya fueron en Segunda División.  El primero de ellos el 14 de septiembre de 2013, en la quinta jornada del Campeonato de Liga.  El Zaragoza acabó de un plumazo con todos sus males gracias a un Tenerife que seguía sin levantar cabeza.  Los maños lograron su primer triunfo de la temporada y lo hicieron liderados por un Víctor Rodríguez, que pese a ser suplente, tan solo necesitó 45 minutos para poner patas arriba el partido y acabar de una vez con la sequía goleadora de su equipo con un doblete.  Paco Montañés también marcó para dejar el marcador en el 3-0 definitivo.  En el Zaragoza debutó el chileno Angelo Henriquez, al que vemos en la imagen inferior. 

En la siguiente temporada, el 3 de noviembre de 2014, el Tenerife lograba la victoria en La Romareda por 2-3.  Se adelantó en el marcador el Tenerife con un gol de Ifrán a los 14 minutos de partido.  Empató el central Rubén González para el Zaragoza diez minutos más tarde.  Pero en la segunda parte, dos penaltis contra el Zaragoza pusieron el clara ventaja a los insulares.  El primero lo transformó Vitolo y el segundo Ifrán.  De nada sirvió el gol de Borja Bastón a los 73 minutos para cerrar el marcador. 

El 18 de octubre de 2015 el Zaragoza lograba la última victoria hasta el momento frente al Tenerife por 2-0.  Los hombres dirigidos por Ranko Popovic se impusieron con claridad a un Tenerife que curiosamente entrenaba Raúl Agné, que ocuparía el banquillo zaragocista tan solo unos meses más tarde.  Marcó Ortuño de penalti a los 21 minutos y Ángel Rodríguez puso el definitivo 2-0 a los 93 minutos.  La foto que encabeza este artículo corresponde a este partido.

Y por último, en la última jornada de la pasada temporada, el 10 de junio de 2017, el Tenerife certificó su clasificación para el play off de ascenso a Primera tras vencer por 1-2 a un Zaragoza que ya había logrado la salvación de manera matemática en la jornada anterior frente al Girona. El primer gol se lo  marcó en propia meta el portero argentino del Real Zaragoza Sebastián Saja, después de intentar sacar un disparo desde su campo de Omar.  No pudo tener peor forma de colgar las botas el cancerbero argentino.  Carlos Ruiz puso el 0-2 a los 58 minutos y Raúl Guti, a los 85, marcaba el gol del honor para el Real Zaragoza. 

El último duelo oficial entre Real Zaragoza y C.D. Tenerife en La Romareda se produjo el sábado 13 de enero de 2018 y el cuadro local se anotó su 12ª victoria frente al equipo insular (1-0).  Los blanquillo realizaron un buen partido y se llevaron los tres puntos gracias a un gol de Jorge Pombo desde fuera del área a los 5 minutos de partido.  Ya en la segunda parte, y en medio de una fase de ataque zaragocista, surgió la cristalina ocasión de lograr el 2-0 cuando Borja Iglesias, a su estilo, provocó el claro penalti de Alberto, que lo empujó con descaro en una pugna en el área. En el minuto 55, Iglesias falló la primera pena máxima de la temporada pues, tras engañar a Dani Hernández y tener la portería a su merced, chutó al poste izquierdo por querer ajustar en demasía. Tocaba seguir trabajando la victoria parcial, sin la red de tener un segundo tanto de margen. La recta final del duelo trajo dudas a los zaragocistas ante los últimos coletazos del Tenerife en su búsqueda de la igualada. El equipo de Natxo, por primera y única vez en la noche, perdió la iniciativa y tuvo que pertrecharse atrás para guardar a su portero. Se trató de un partido bien jugado, trabajado como equipo en cada momento y al que solo cabe ponerle el pero de no haberlo vencido con más goles de diferencia y sin el inevitable sufrimiento final.